Gigabyte GV-N98TSL-1GL

1
13

Gigabyte GV-N98TSL-1GL

Si has estado ansiosamente a que apareciera una tarjeta gráfica idónea para tu equipo, este modelo de GIGABYTE puede convertirse en una excelente opción. Sin emplear ventiladores que añadan ruido al equipo, ofrece una potencia notable y compatibilidad con una amplia variedad de estándares. Además, dispone de tecnología enfocada al ahorro de energía y un diseño que busca, entre otros objetivos, la estabilidad de tu PC.

Lo primero que sorprende de este modelo, basado en la anterior generación de chips de NVIDIA, es el disipador, de un tamaño realmente voluminoso. Sin alcanzar la aparatosidad de algunos productos que integran dos tarjetas en una, al no incorporar ventilación activa, resulta necesario que el conjunto de aluminio y cobre tenga todo tipo de conductos y láminas.

Estas sirven para que el aire caliente fluya y los componentes del dispositivo se mantengan a la temperatura adecuada. La efectividad de esta solución es notable, aunque en ello también influyen aspectos como la madurez del acelerador gráfico GEFORCE 9800 y que toda la electrónica de la placa sea de alta calidad. La estabilidad del sistema, por tanto, queda garantizada e incluso ofrece margen para exprimir un poco más la potencia de la serie.

Para ello, este producto es compatible con aplicaciones y mecanismos, tanto oficiales de GIGABYTE y NVIDIA como de terceros, que permiten elevar la velocidad por defecto, tanto de la memoria como de los demás componentes. Sin embargo, parece más idóneo aprovechar las mejoras en cuanto a ahorro de energía y funcionamiento sin ruido, que es para lo que está realmente diseñada esta tarjeta gráfica.

El software que emplea grandes texturas, o de muy alta definición, aprovecha al máximo la cantidad de RAM instalada, concretamente 1GB de DDR3. Esto también ayuda a que el rendimiento con juegos actuales sea notable, incluso en resoluciones altas, aunque no llega a aprovechar los avances de DirectX 10.1, ya que carece de compatibilidad con esta versión de las librerías de Microsoft. Aún así, el aspecto visual alcanzado es muy alto, quedándose casi a la mitad del rendimiento de las series GTX285 de NVIDIA.

Las conexiones incluyen dos puertos digitales y uno analógico. Los primeros, además, permiten la reproducción de contenidos protegidos, por ejemplo desde discos Blu-ray, aunque precisa de un cable extra desde la tarjeta de sonido para aprovechar todas las posibilidades de este estándar. Algo habitual en los diseños basados en NVIDIA.

Como detalle, algo difícil de poner en práctica, cabe destacar la compatibilidad de este producto con la tecnología SLI. Esta permite la colocación de varias tarjetas gráficas en un mismo PC, aumentando su capacidad de proceso, pero el tamaño de este modelo dificulta estas configuraciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here