Ya hablamos de ello, pero lo cierto es que la batalla por las cámaras con los sensores con más megapíxeles parecen estar pasando a un segundo plano y ahora