Review Macbook PRO | Notebook Mac

Review Macbook PRO | Notebook Mac

A principio de 2009, Apple lanzó lo que, en ese momento, era una nueva iteración en la línea MacBook de computadoras portátiles. A mediados de ese mismo año, se actualizó nuevamente la línea de notebooks.

En pocas palabras, no hubo grandes cambios y no se justifica en lo más mínimo el reemplazo si es que ya poseemos uno de los modelos anteriores. Sin embargo, es una buena oportunidad para quienes posean una de las primeras MacBook. Veamos que es lo que cambió.

Conectores y puertos

Lo que más nos llama la atención es la ranura para memorias SD, y es que ni este modelo, ni el de 15″ poseen ranuras para tarjetas. ExpressCard. Esto es un cambio bastante radical, ya que, hasta ahora, toda la línea MacBook Pro tenía una ranura de este tipo. Aunque lo cierto es que la mayoría de los usuarios no las utilizan, y quien la necesite, puede adquirir el modelo 17″. El único punto flojo de la ranura SD es que la tarjeta sobresale 1 centímetro, aproximadamente.

Contamos también con dos puertos USB, un firewire, un Ethernet Gigabit y salida de video, aunque para aprovecharla habrá que comprar los adaptadores correspondientes. Un punto “interesante” es que se eliminó la entrada de 3,5 mm (miniplug). Ahora contamos con un solo conector de este tipo, que puede funcionar tanto para la salida como para la entrada de audio, dependiendo de lo que conectemos. Al menos podremos escuchar y enviar audio simultáneamente si utilizamos un headset de iPhone; Skype funcionó sin ningún problema con ese auricular. Se mantienen los dos conectores en modelos más grandes.

¿Dónde está el botón del mouse?

El trackpad es lo que más sorprende en esta revisión, ya que no posee botón. El botón para hacer click es el propio trackpad. Al presionar con un poquito de fuerza en cualquier lugar del trackpad (excepto en la parte superior), sentiremos como baja y oiremos el clásico “click”. Cuesta un poco acostumbrarse, pero no demasiado. Gracias a este cambio, contamos con el trackpad más grande que jamás se haya visto en una notebook. Si le sumamos el multitouch  , notaremos que tareas “imposibles”, como arrastrar un icono de una punta a otra del escritorio, se tornan mucho más fáciles, ya que nos podemos ayudar con otro dedo. No será un mouse tradicional pero por ahora es lo que más se le acerca.

El resto del Equipo

Lamentablemente, la batería y el disco rígido no son reemplazables por el usuario (al menos, no fácilmente). A cambio de esto, Apple nos regala unas 2 horas más de duración por carga, aunque vale aclarar que solo en Mac OS X, ya que, por ahora, en Vista y Windows 7 la batería se consume mucho más rápidamente.

Este modelo es mucho más transportable, no será una netbook, pero no pesa mucho y su tamaño es casi ideal. Con respecto a la pantalla, Apple decidió que todas las MacBooks de tamaños pequeños posean LCDs “glossy” (brillantes). Si bien en plena oscuridad queda bien, cuando la utilizamos bajo el rayo del sol, la superficie de ellas se parecerán más a un espejo que a un monitor. No es particularmente molesto, aunque eso depende mucho de cada usuario. En resumen, no hay cambios sustanciales. Quienes posean MacBooks de 2008 o 2009, harán bien en quedarse con el modelo que ya poseen.

One Comment

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *