Microsoft Surface | Revolución Digital

Microsoft Surface | Revolución Digital

Las pantallas táctiles o touchscreen no son ninguna novedad ni una revolución tecnológica reciente. De hecho, ya han cumplido varias décadas de edad. Cajeros automáticos, puestos de información en shoppings, aeropuertos y miles de puestos y luegares ya lo utilizan a diario.

Las relativamente recientes Tablet PCs, el iPhone y el iPod Touch incorporan esta tecnología para interactuar con el sistema “pulsando”, botones directamente en la pantalla. Si bien esta tecnología nunca fue extremadamente costosa de implementar, tampoco es realmente económica y no llegó a extenderse  a todos los usuarios.

El principio de funcionamiento de las pantallas táctiles se basa en dos placas o capas transparentes (una para detectar el eje horizontal y la segunda, para el eje vertical) que se colocan encima de la pantalla y envían señales, por ejemplo, a un puerto USB y un software o driver que interpreta las señales.

Mas recientemente, se ha desarrollado un método para lograr esto a un costo muchísimo menor, lo cual podría impulsar aún más la proliferación y el uso de este tipo de método de ingreso de datos: los monitores podrán contar con dos emisores de rayos infrarrojos (uno a lo largo de todo el segmento superior y otro en todo el lado izquierdo de la pantalla), y en los extremos opuestos (es decir, en el lado inferior y en el derecho), sendos receptores infrarrojos.

El usuario, al posar un dedo sobre la pantalla, interrumpirá los haces infrarrojos, y los receptores (del eje X e Y) detectarán que en un punto se ha producido una pulsación; esa información se enviará mediante un puerto a la PC y ésta será procesada por el controlador. No pasará mucho tiempo hasta ver monitores con esta función implementada de serie, que nos permita interactuar con el equipo y de una forma mucho más económica.

Más allá de las posibilidades que ofrecen la pantalla táctiles, Microsoft Surface propone revolucionar este ámbito. Se trata de una mesa (similar a una pequeña mesita de living) con una pantalla táctil de 30 pulgadas; el software corre bajo Windows Vista y tiene una conexión Ethernet de 10/100 y soporta Bluetooth 2.0.

Las funciones de esta tecnología son prácticamente ilimitadas: software para dibujo (empleando los dedos, como si de una tableta gráfica se tratara), programas educativos, consulta de mapas interactivos utilizando GPS , edición básica de fotografías o navegación en Internet. Lo novedoso, acerca de las pantallas táctiles, es que con una Surface se puede interactuar con una gran variedad de objetos que el usuario coloca sobre la mencionada superficie o mesa, según sus necesidades.

En un futuro no muy lejano, por ejemplo, esta pantalla podrá formar parte de la mesa de un restaurante desde la cual podremos consultar el menú y elegir directamente desde allí los platos y bebidas. Luego, abonaremos posando nuestra tarjeta de crédito. También será posible efectuar transacciones monetarias posando el teléfono celular sobre la pantalla (tanto para pagar con nuestro crédito, como para cargar más dinero en nuestra línea).

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *