Las principales características a tener en cuenta, a la hora de comprar un ordenador portátil

Las principales características a tener en cuenta, a la hora de comprar un ordenador portátil

Los ordenadores portátiles son herramientas de trabajo indispensables. En la actualidad, los sistemas y programas informáticos están presentes en todo tipo de actividad laboral. Por ello, la necesidad de estar en disposición de un buen portátil, es fundamental y necesario.

Desde realizar gestiones administrativas hasta diagnosticar problemas electrónicos, son algunas de las posibilidades que los ordenadores portátiles ofrecen a sus usuarios gracias al desarrollo de las aplicaciones digitales. Pero, el uso de los portátiles no se circunscribe únicamente al ámbito profesional, ya que a nivel doméstico también se han convertido en dispositivos esenciales. Las altas prestaciones y la movilidad de los mismos, hacen que estos aparatos sean las herramientas preferidas para la reproducción de contenidos multimedia en la mayoría de los hogares españoles.

En vista de la utilidad de estos dispositivos electrónicos, la pregunta que surge es: ¿cuáles deben ser las características principales a tener en cuenta para comprar un ordenador portátil?

Si se realiza esta consulta en una tienda de informática, la principal respuesta obtenida hará mención directa a los intereses del usuario. Esto es debido a que, las características del dispositivo deben satisfacer la funcionalidad y las necesidades de los clientes. Las exigencias, en cuestiones digitales, son diferentes en el caso de un adolescente que en el caso de un adulto, con necesidades profesionales y domésticas.

El procesador

El procesador es uno de los elementos principales a evaluar cuando se piensa en comprar un ordenador portátil. Es una de las piezas claves en el equipo de hardware, su función primordial es la de interpretar las instrucciones recibidas por los distintos programas informáticos instalados. De ahí que contar con una unidad potente resulte tan funcional y eficiente.

En la actualidad, los modelos de procesador más conocidos son los i3, i5 e i7. Estas unidades ofrecen un rendimiento óptimo de transferencia e interpretación de datos, de tal manera que la ejecución de las aplicaciones y programas informáticos resulta muy satisfactoria a efectos prácticos, según los usuarios. De los tres modelos, el i5 es el que tiene la mejor de las calificaciones. Los motivos son sus altas prestaciones y el precio razonable de coste otorgado.

La memoria RAM

Otro aspecto fundamental, y estrechamente ligado al anterior, es la memoria RAM de un ordenador portátil. En este elemento es donde se almacenan y cargan las instrucciones recibidas por parte de las unidades de procesador. Por ello, para que una orden pueda ejecutarse correctamente, debe pasar primeramente y ser almacenada por este tipo de equipos de memoria.

Las memorias RAM más recomendables del mercado actual son las duales. Éstas poseen dos canales de entrada, lo cual permite diversificar los espacios de carga y de almacenamiento. De esta manera, se consiguen procesar datos de una manera más rápida y eficiente, ofreciendo unas experiencias de usabilidad muy satisfactorias. Las capacidades más comunes son las de 8 y 16 GB.

La pantalla, el tamaño y la resolución

En referencia a asuntos de hardware, el tamaño de la pantalla y la resolución de ésta es otro de los aspectos importantes a tener en cuenta. Las dimensiones más comunes y funcionales son las de 13 y 14 pulgadas. Estas medidas optimizan al máximo las posibilidades de los portátiles, pudiendo ser usados como herramientas profesionales o como reproductores multimedia para disfrutar de unas buenas sesiones de cine y series favoritas.

Pero el tamaño no lo es todo, la resolución de la pantalla, la denominada calidad de imagen, es otro de los requisitos fundamentales que se debe tener presente para disfrutar de las mejores experiencias multimedia posibles. La evolución, en referencia a estos asuntos es tal que, a día de hoy, no se puede optar por seleccionar una pantalla con menos resolución que los parámetros ofrecidos por una Full HD (1920 x 1800 px). Las opciones con calidades superiores a éstas son: la de retina, la QHD y la 4K Ultra HD.

El disco duro

Los discos duros son las piezas que determinan la capacidad máxima de almacenamiento en un ordenador portátil. En Tienda TR son muy conscientes de lo importante que es este aspecto, y por ello, siempre recomiendan a sus clientes la compra de HDD en estado sólido. Estos discos, conocidos como SSD, ofrecen unas experiencias de uso satisfactorias, muy superiores a las de sus antecesores mecánicos.

Los tamaños de memoria interna más sugeridos para los portátiles son los de 128 y 256 GB como mínimo.

La batería

Como todo ordenador portátil, una de las principales virtudes de éstos, es poder hacer uso de ellos en cualquier espacio y momento requeridos. La posibilidad de transportarlos con facilidad, en bolsos, mochilas o incluso en la mano, hace que pueda disponerse de ellos con total libertad geográfica y horaria. Eso sí, para que la experiencia resulte positiva, los portátiles deben estar equipados con baterías de larga duración, pues en el campo, en los parques y zonas por el estilo, no existen tomas de corriente eléctrica.

Los elementos mencionados hasta el momento pueden generar elevados picos de temperatura, esto es debido al uso exigente y continuado de los mismos. En estos casos, el rendimiento de los ordenadores puede resultar seriamente dañado sino llevan incorporados unos buenos sistemas de refrigeración y ventilación interna. Para evaluar si estas condiciones de prevención se cumplen en los portátiles a comprar, es fundamental comprobar que el grosor de los mismos no sea excesivamente delgado. Un tamaño mediano garantiza una correcta ventilación frente a posibles sobrecalentamientos.

El sistema operativo

El tipo de sistema operativo a tener es una decisión que se asocia a gustos y exigencias particulares, en concreto por motivos estrictamente profesionales. Esto se debe a que no todos los programas y aplicaciones informáticos están disponibles para los diferentes SO (Sistemas Operativos). Y a pesar de que la compatibilidad sea posible, no significa que sea garantía suficiente para la correcta ejecución y desarrollo de los distintos programas de software instalados.

Son muchas las recomendaciones y características que se deben tener en cuenta, antes de decidirse por la compra de un ordenador portátil. Pero considerar todas y cada una de ellas, es fundamental para hacerse con las prestaciones del mejor ordenador portátil.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *