E-Book | Libros Electrónicos

E-Book | Libros Electrónicos

Casi todas las semanas, al leer las publicaciones especializadas y hasta periódicos comunes y corrientes. notamos la aparición de información fresca, la cuál es relativa al papel o tinta electrónica (libros electrónicos).

Las primeras versiones de esta tecnología muestran texto únicamente en blanco y negro. Algunos modelos más avanzados son capaces de exhibir imágenes o fotografías, también en blanco y negro, y sin movimiento. Pero con los recientes avances en materia de láminas de papel electrónico, se están desarrollando modelos de libros electrónicos a todo color.

Libros Electrónicos: La nueva prensa

Los periódicos comunes y corrientes son uno de los principales motivos que impulsan esta tecnología, debido a la inmensa cantidad de papel que insume la impresión de las ediciones, con el agravante de que tienen una utilidad máxima de tan sólo veinticuatro horas. Muchos periódicos imprimen las noticias sobre papel reciclado, pero, de todas formas, el impacto en la ecología sigue siguiendo preocupante.

Los diarios más prestigiosos de los países del hemisferio norte y sus lectores esperan con ansias que esta tecnología se propague y madure para poder emplear métodos de suscripción mediante los cuales se pueda descargar la edición del día a través de Wi-Fi directamente al dispositivo de papel electrónico, para leerlo cómodamente en el viaje hacia la oficina.

Al tratarse de dispositivos portátiles, deben ser de tamaño reducido, priorizar el aprovechamiento de la energía, y en lo posible, ser flexibles, poseer un gran ángulo de visión y tener el menor espesor posible. A causa de todos estos requisitos, la tecnología TFT o LCD no alcanzó a abarcarlos y se desarrollaron nuevos métodos capaces de satisfacer estas necesidades, teniendo en cuenta el apartado de la resolución de pantalla.

Libros Electrónicos: Tecnologías

Desde la década de 1970 hasta hoy, se han ido desarrollando diferentes tecnologías para lograr producir papel electrónico que cuente con los mínimos requisitos, siendo la electroforesis y el electrohumedecimiento las más destacadas.

La electroforesis se basa en la agrupación de partículas de óxido de titanio pigmentadas mediante un campo eléctrico. Depende que polaridad se le aplique a al campo eléctrico, las partículas tomarán un estado u otro (blanco o negro), para formar los píxeles que conforman las letras visibles en pantalla.

Por otra parte, la tecnología llamada electrohúmeda se basa en controlar diminutas cápsulas con agua y aceite mediante electricidad. Sin aplicar corriente eléctrica se obtiene un píxel en blanco, y haciendo circular electricidad a través de la cápsula, se invierte la polaridad y, junto con ella, la disposición agua-aceite, con lo que resulta un píxel negro.

Ya existen algunos dispositivos de papel electrónico en el mercado que permiten leer e-books en los populares formatos PDF y HTML. Generalmente, éstos son ingresados mediante una conexión USB a la PC o por un lector de tarjetas Flash incorporado. Logrados estos objetivos, ahora los fabricantes, se vuelcan a desarrollar lectores de libros electrónicos con pantalla táctil y conexión WiFi.

La gran desventaja que llevan a cuestas los dispositivos de papel electrónico es la tasa de la actualización de imagen. Este aspecto, que todavía se tiene que mejorar, restringe ciertas posibilidades como la de realizar zoom, suaves desplazamientos de imagen o utilizar señaladores.

La mayoría de los lectores de libros electrónicos disponible sen el mercado se lanzaron en el 2009, y una mínima cantidad, entre el 2005 y el 2008. Según el modelo, algunos poseen cuatro, ocho o dieciséis tonalidades de gris, y varían en tamaño desde las cinco hasta las diez pulgadas.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *