Discos SSD | Discos de Estado Solido

Discos SSD | Discos de Estado Solido

Los discos de estado sólido, comúnmente conocidos como SSD, están ganando usuarios en todo el mundo debido a su excepcional desempeño. Ya superan a los disco tradicionales en velocidad, pero todavìa su alto costo y baja capacidad los alejan de la pasividad.

Discos SSD y Memorias flash

Los discos de estado sólido carecen de partes móviles. Están construidos alrededor de chips de memoria Flash. Esto les brinda una alta velocidad en la lectura o escritura de datos y hace que sean mucho más livianos que los discos tradicionales.

Es importante saber que actualmente hay dos clases de discos SSD, que se diferencia por el tipo de memoria Flash que utilizan. En primer lugar están los llamados: SLC (Single Leve Cell), que son los más rápidos y mas caros. En estos, cada celda de memoria es capaz de albergar solo 1 bit.

El segundo caso  es el de los discos MLC (Multi Leve Cell), en los que cada celda es capaz de almacenar mas de 1 bit. Asì, se permiten mayores capacidades de almacenamiento y menores costos, pero se degrada la performance. Los discos SSD SLC tienen otra ventaja: debido a que su funcionamiento implica menos operaciones internas de selección, su vida útil es mas prolongada.

Capacidades y modelos SSD

En la actualidad encontramos unidades SSD de 64 GB, 128 GB o 256 GB. La mayoría de los fabricantes vienen del ámbito de las memorias Flash (Kingston,OCZ, Sandisk), pero también se están sumando a esta tecnología fabricantes de discos tradicionales, como Western Digital.

Las unidades actuales màs rápidas tienen velocidades de lecturas que superan los 200MB por segundo y están disponibles con la interfaz SATA II de 300 MB/s. Es probable que al pasar a la futura interfaz SATA de 600 Mbit/s en 2010, los discos SSD den un salto importante en performance.

Mitos y verdades de los SSD

-Windows inicia instantáneamente: falso. Si bien los SSD son rápidos y pueden ganar por un par de segundos a un disco tradicional, la carga de Windows sigue exigiendo un tiempo considerable. Este mito proviene de confundir la memoria Flash con la memoria RAM, que es muchísimo màs rápida.

Son absolutamente silenciosos: verdad. Al carecer de partes móviles, los SSD no producen ruido y también son bastante mas fríos.

Consumen menos energía: cierto. En teoría, al no tener partes móviles, un SSD debería consumir mucho menos energía que un disco duro tradicional. Asì ocurre si se lo compara con unidades de disco de 3,5 pulgadas. Sin embargo, la diferencia es mínima al compararse con discos para notebook de 2,5 pulgadas, que incorporan sistemas de ahorro de energía. Esa es la realidad hoy, aunque los SSD tiene la potencialidad de mejorar todavìa màs.

Con el tiempo, sufren degradación en la performance: sì y no. La primera generación de discos SSD (que ya ha sido superada) tenìa el problema de un ciclo de trabajo limitado, pero hoy en día los fabricantes implementan métodos para optimizar el trabajo interno de los discos y aumentar su vida útil. De todas formas, todavìa se considera que los discos duros tradicionales tienen una vida útil superior.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *