Cerraduras inteligentes: la última tecnología en cerraduras

Las cerraduras inteligentes están marcando la pauta de los avances tecnológicos en materia de seguridad para nuestro hogar. Conozcamos un poco más sobre lo que nos ofrece esta nueva tecnología.

Para empezar, ¿qué es la tecnología inteligente?

El concepto de tecnología inteligente, se basa esencialmente en instalar en un dispositivo determinado -un televisor, un automóvil, un teléfono o un electrodoméstico-, una programación lógica que le permitirá generar respuestas racionales ante ciertos estímulos sobre sus sensores. Para que este proceso pueda llevarse a cabo, debe además incorporarse físicamente en el dispositivo un microprocesador, que analizará los datos recibidos por los sensores y como ya hemos señalado, construirá respuestas en base a la programación que se le ha cargado.

Así por ejemplo, un coche inteligente podrá, a partir de los datos de ubicación que le proporcionará un sistema de localización del tipo del GPS, y combinando tales datos con el resto de la información que recibirá de sus sensores, conducir automáticamente de forma segura hasta un destino determinado. Este principio de funcionamiento es similar para teléfonos, electrodomésticos, relojes y otros dispositivos inteligentes.

¿Qué son entonces las cerraduras inteligentes?

Pues bien, como es lógico pensar, no pasaría mucho tiempo para que las cerraduras, como dispositivo esencial en materia de seguridad en el hogar, entrasen a formar parte del revolucionario mundo de la tecnología inteligente. A diferencia de las cerraduras comunes, que requieren de llaves para poder funcionar, las llamadas cerraduras inteligentes o smart locks, operan de forma electrónica, en muchos casos haciendo uso de un teléfono inteligente.

Este tipo de cerraduras puede funcionar mediante varios sistemas de reconocimiento, entre ellos podemos mencionar el reconocimiento de voz, el reconocimiento del teléfono o del reloj inteligentes del usuario, el uso de un teclado numérico propio o de una tarjeta de proximidad.

A fin de dar comodidad al administrador del sistema de la cerradura, muchos modelos ofrecen la posibilidad de que ésta se desbloquee siempre que el usuario tenga su teléfono inteligente consigo, en su bolsillo por ejemplo. Basta con que el usuario toque la cerradura para bloquearla o desbloquearla.

Ventajas de materia de seguridad

Muchas cerraduras inteligentes tienen una cámara instalada, la cual opera bajo los parámetros de la programación que ha sido cargada en el procesador de ésta, por lo que los usuarios podrán recibir notificaciones en sus teléfonos cuando alguien se acerca a la puerta, y la cerradura será capaz de reconocer si quien entra o sale por la puerta es el dueño de la propiedad o alguien extraño. Esto es como tener un vigilante en la puerta de nuestra casa, pero sin el coste de tener que pagarle un salario.

Algunos modelos tienen incorporadas alarmas que sonarán si alguien ingresa varias veces códigos de acceso erróneos. La cámara de esta cerradura puede tener también visión nocturna y sensores de movimiento, lo que permitiría reconocer a algún sujeto que tratase de violar la puerta de nuestro hogar durante la noche. Por otro lado, muchas de estas cerraduras pueden ser programadas para bloquearse automáticamente si la puerta se cierra, o para permanecer bloqueadas durante determinados períodos de tiempo, etc.

Asimismo, las aplicaciones que controlan el funcionamiento de muchas smart locks generan informes sobre quiénes han abierto la puerta para ingresar a nuestro hogar u oficina, los cuales son enviados con regularidad al smartphone del administrador de la misma, permitiendo mantener un control permanente de quienes ingresan.

Combinando la seguridad y la facilidad de acceso, ciertas cerraduras permiten elaborar un listado de códigos de acceso, para proveer algunos de éstos a visitantes o familiares, y permitirles el acceso a la vivienda u oficina. Estas claves pueden borrarse para crear nuevas claves de acceso, o también es posible restringir su uso a un período de tiempo determinado –una semana o un mes por ejemplo-.

Medios de transmisión de datos para las smart locks: Bluetooth y Wifi

La comunicación entre el teléfono del usuario y el procesador de la cerradura se realiza por lo general, a través de Bluetooth. Este medio de transmisión de datos consume poca energía y ello es funcional para las cerraduras inteligentes, ya que la mayoría de éstas funcionan a batería, por lo cual el ahorro de energía es muy importante.

A fin de que un teléfono pueda abrir la cerradura, deberá estar aparejado con su procesador, pero ello será posible sólo a través de la autorización del administrador, lo que permite garantizar la seguridad de la conexión y evitar que terceros indeseados puedan abrir la cerradura. Sin embargo, un detalle a tomar en cuenta es que el Bluetooth sólo permite desbloquear la cerradura a una corta distancia del dispositivo móvil. Por otra parte, las smart locks más económicas que trabajan con Bluetooth no permiten la apertura por proximidad, sino mediante la app con la que el usuario administra y controla el uso y funcionamiento de la cerradura, por lo que si se busca una smart lock que use Bluetooth y posea la característica en cuestión, debe mirarse bien a la hora de escoger la marca y modelo a comprar, revisando en detalles las características que posee cada modelo en específico.

Actualmente están saliendo al mercado nuevos modelos cuyos procesadores pueden enviar datos a través de Wifi, lo que permite al usuario bloquear y desbloquear la cerradura a distancia. Además, estos modelos cuentan igualmente con todas las características que ya ofrecían previamente las cerraduras que usan Bluetooth, a lo que se suma el hecho de que tienden a ser -entre los modelos controlados por teléfonos inteligentes-, las más seguras. Por estas razones se piensa que las smart locks que usan wifi están destinadas a convertirse en las reinas del mercado.

Cerraduras inteligentes “invisibles”

Como nos comentan desde la empresa Mister Smithlock, una opción que está siendo desarrollada recientemente es la de las smart locks llamadas “invisibles”. Ya que es muy común ver cerraduras inteligentes cuyo aspecto externo es muy vistoso y sofisticado, esto puede ser en algunos casos, una alerta para delincuentes que busquen destrozarla a fin de poder violar la puerta. Es por ello que algunos clientes prefieren la discreción. Para esa gama de usuarios se han desarrollado modelos que a primera vista parecen una cerradura común, y logran disfrazar muy bien sus avanzados mecanismos.

Domótica y cerraduras inteligentes: un paso más hacia la automatización de nuestro hogar

Por domótica se entiende a los sistemas de automatización de la gestión de los servicios que generalmente son utilizados en el hogar, es decir, se refiere al uso de tecnologías inteligentes para la administración de los servicios de energía y agua en espacios como el baño o la cocina por ejemplo, o también que permiten administrar de forma automática otras características como la seguridad de la vivienda.

Con la creación de las cerraduras inteligentes, la domótica se ha extendido ahora también al ámbito de la seguridad del hogar. Gracias a dispositivos como Siri de Apple o Alexa de Amazon, es posible a los usuarios automatizar la administración de las puertas y cerraduras, o también controlarlas a distancia. En efecto, existen modelos de smart locks que permiten, a través de comando de voz con Siri o Alexa, comprobar con facilidad el estado de la cerradura o simplemente abrirla o cerrarla cuando se necesite.

La automatización y las tecnologías inteligentes están abriendo una gama de infinitas posibilidades para mejorar nuestro confort, tranquilidad y bienestar en el hogar, facilitando procesos que antes consumían nuestro tiempo y energía, y permitiéndonos por lo tanto, tener una mejor calidad de vida. La entrada de la domótica y las tecnologías inteligentes al ámbito de las cerraduras y la seguridad del hogar, es un extraordinario avance en este sentido.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *